Por Mario Luzuriaga y Ariana Robles

Se realizó por primera vez el «Rosario Bio Festival», el primer evento responsable que utilizará energía bio-diesel como fuente de energía para el recital. Rosario eligió empezar esta movida y lo hizo a través de la música, con grandes artistas nacionales y locales. El festival se realizó en el Hipódromo Independencia y pese al mal tiempo la gente acompañó a los músicos.

Desde las 15 se vivieron los primeros recitales en los dos escenarios montados dentro del predio, la particularidad es que uno de ellos funcionaba con energía solar y albergaba a bandas locales como Size, Vicio y Luminedia, entre otras.

El escenario principal, alimentado por bio-diesel, fue inaugurado por la banda rosarina Indios que desplegó todo su repertorio. A medida que pasaban las horas se presentó la banda de reggae La Zimbabwe que brilló con su estilo y su música tan pegadiza que levantó aún más el festival.

La gente seguía llegando a la espera de otros artistas como Coti, Bersuit Vergarabat, Agapornis y Rombai para cerrar la noche. Pero no todo es música en este festival, ya que también dentro de este evento había una exposición donde los asistentes podían observar y conocer una gran cantidad de productos sustentables y empresas que trabajan activamente en el cuidado del planeta.

Coti Sorokin dialogó con Conclusión sobre el festival: «Que éste show sea el comienzo de una concientización sobre el medio ambiente, y de que cada vez más los conciertos se vayan generalizando en el país con este nuevo método para generar energía».

Coti Sorokin: “Ir a tocar a Rosario es lindo, motivador, desafiante y especial”

Por su parte, Juan Subirá de Bersuit Vergarabat dijo: «Es lindo porque es una causa importante lo que se denomina el concepto de la ecología. Es un momento donde el tema no es algo menor, dado que justamente en estos días vemos los efectos del cambio climático en Argentina y en muchos lugares del mundo. En nuestro país es muy triste lo que está pasando, las inundaciones, los aludes; muchas provincias lo están pasando tremendamente».

Bersuit: “Rosario es un lugar donde nos sentimos cómodos y queridos