Maynor Figueroa, el capitán del seleccionado de Honduras que cayó por 3-1 en el repechaje ante Australia y quedó afuera del Mundial de Rusia 2018, arremetió contra el arbitraje del argentino Néstor Pitana, tras sancionar dos penales en contra.

Si cobró cheques por esto, tendrá mala suerte y se va a saber”, dijo el experimentado jugador en declaraciones a la prensa hondureña, luego de dos penales sancionados por Pitana, uno por mano dentro del área que fue foco de polémica.

Figueroa opinó que “lo que está a la vista del mundo es ese segundo gol que realmente el árbitro les regala de manera evidente. Siento impotencia porque teníamos la ilusión de llegar; venimos desde lejos y nos vamos tristes por la eliminación”.

“El árbitro fue localista y nos perjudicó”, consideró el defensor de Honduras, quien luego agregó: “Hasta el primer gol de ellos no habíamos hecho méritos, pero el árbitro les regaló el penal”.

Figueroa concluyó diciendo: “Yo sólo tengo palabras de agradecimiento para cada uno de mis compañeros y decirle al árbitro que de la justicia divina nadie se salva. Si está cobrando algún cheque por esto, se va a saber”.

Australia fue más que Honduras y se clasificó al Mundial