Rosario Central se quedó sin técnico nuevamente en menos de un mes. Paulo Ferrari dejó de ser el entrenador del Canalla tras la dura derrota como local ante San Lorenzo por uno a cero, cerrando así un ciclo de seis partidos en donde no obtuvo victorias.

Luego de la derrota frente a San Lorenzo en el Gigante de Arroyito, el entonces director técnico de Rosario Central, Paulo Ferrari, aseguró que seguiría en el cargo y que se estaba preparando para el siguiente partido porque no le pasaba por su cabeza dejar el puesto.

“Yo me preparo para el siguiente partido, arrancamos hace muy poco y en una situación muy complicada. Nos da bronca, pero vamos a seguir trabajando. Estamos convencidos porque los jugadores dan respuestas, pero solo queda la imagen de los últimos minutos”, había comunicado en conferencia de prensa. Pero horas después tras una larga reunión con dirigentes se conoció la noticia de su rescisión.

>Te puede interesar: Paulo Ferrari, luego de la derrota: “Yo me preparo para el siguiente partido”

Tras la dura derrota 0-1 frente a San Lorenzo, uno de los peores equipos del torneo, los hinchas les hicieron saber tanto al DT como a los jugadores su disconformidad con el presente el equipo, que comienza a tener serios problemas con el promedio de descenso. “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”, fue el cántico para despedir al equipo en la tarde de este domingo.

El ‘Loncho’ asumió como director técnico interino el 23 de febrero, tras la destitución de Edgardo Bauza. Su debut oficial fue ante Sol de Mayo de Viedma por la Copa Argentina, donde igualó 2 a 2 en los 90 minutos y perdió por penales, en uno de los grandes batacazos del recién iniciado torneo.

>Te puede interesar: Central lo perdió sobre el final con San Lorenzo y agrava su crisis futbolística

Por Superliga su experiencia no fue mejor, ya que se estrenó en el Gigante con un empate sin goles ante Belgrano de Córdoba. Luego, volvió a igualar sin goles en Mendoza contra Godoy Cruz y cuando parecía que conseguiría su tercer 0 a 0 al hilo en la competencia, San Lorenzo lo amargó con una caída por 1 a 0 como local, la que en definitiva terminaría precipitando su salida.

En Copa Libertadores, Ferrari dirigió dos partidos, siendo ellos el empate 0 a 0 como local frente a Gremio de Brasil y luego la derrota como visitante por 2 a 1 en manos de la Universidad Católica de Chile.

De esta forma, el fugaz paso de Paulo Ferrari por el banco canalla se resume en cero victorias, cuatro empates y dos derrotas en seis partidos. La dirigencia ya trabaja para encontrarle  su reemplazante y suenan los nombres de Diego Cocca y Ricardo Zielinski, entre otros que desfilarán en los siguientes días.