El capitán del FC Barcelona Lionel Messi, autor de un doblete ante el Valencia (2-2) antes de sufrir un problema en el muslo, siente una “pequeña molestia”, según su entrenador Ernesto Valverde, lo que supone una preocupación en el equipo barcelonista de cara al duelo ante el Real Madrid el miércoles en Copa del Rey.

“Tenía una pequeña molestia, igual que tendrán algunos otros, vamos a esperar a ver qué nos dicen los médicos cuando le hagan las pruebas, y lo valoraremos, pero no puedo adelantar nada”, explicó Valverde en conferencia de prensa posterior al empate a dos en el Camp Nou ante el Valencia.

“No tengo idea de cómo puede estar, pero imaginamos que no puede estar muy mal”, añadió el técnico culé.

Messi, autor este sábado de sus goles 20º y 21º esta temporada en la Liga, debió someterse a los cuidados del fisioterapeuta en el minuto 70 debido a sus problemas musculares en el muslo derecho, antes de regresar al terreno de juego. Después se le vio conteniéndose en sus carreras como prevención, aunque Valverde declaró que Messi no le pidió el cambio.

Según Catalunya Radio, Messi sufría una simple contractura en el abductor del muslo.

En cualquier caso, este contratiempo supone un mal augurio a cuatro días del Clásico previsto el miércoles en la ida de la semifinal de la Copa del Rey. Y sobre todo antes de un mes crucial: con tres Clásicos en total (6 y 27 febrero, y 2 marzo), con los octavos de final de la Liga de Campeones ante el Lyon entre medias.

Mejor jugador del FC Barcelona esta temporada, Messi suma 29 goles en 27 partidos entre todas las competiciones. “Si Leo esta bien jugará, y si no está bien jugará otro”, concluyó Valverde.