La Fifa lanzó hoy su nuevo Código Disciplinario que prohibirá que los clubes deudores contraten nuevos jugadores y también le dará al árbitro la potestad de suspender un partido por actos de racismo.

La entidad con sede en Zúrich, Suiza, publicó el nuevo Código Disciplinario que fue modificado luego “de 15 años sin cambios significativos”, según señala el comunicado.

Entre los puntos más significativos del nuevo orden disciplinario, que pasó de 147 a 72 artículos, se destaca la prohibición de incorporar a los clubes deudores.

“La Fifa prohibirá que aquellos clubes que tengan deudas fichen jugadores hasta que hayan pagado las cantidades que deben. La prohibición de inscribir jugadores ha demostrado ser el instrumento más efectivo para este fin”, destacaron.

El nuevo Código también prevé “medidas” contra “el sucesor deportivo de un deudor” dado que según explican se volvió “una práctica más habitual en los últimos años debido a los intentos por parte de los clubes de evadir sus responsabilidades financieras para con otros clubes, jugadores, técnicos, etc”.

En otro orden, la Fifa informa que se actualizó “el principio de tolerancia cero al racismo y a todo tipo de discriminación”.

Y en uno de los puntos destaca que “se puede declarar la derrota por renuncia o retirada automática en un partido si el árbitro decide suspender definitivamente el encuentro tras aplicar el procedimiento en tres niveles para incidentes discriminatorios”.

El nuevo código entrará en vigencia a partir del lunes próximo.