El entrenador de Newell’s, Héctor Bidoglio, destacó el buen funcionamiento de su equipo en la goleada por 3-0 a San Martín de San Juan en el estadio Coloso Marcelo Bielsa, al reconocer que “es un impulso anímico para lo que se viene a futuro”.

“Estos tres puntos tienen validez y son un impulso anímico como lo fue el empate en el último minuto a San Lorenzo. Me voy contento por la actitud del equipo porque siempre estuvimos bien posicionados y quisimos buscar el partido”, dijo en conferencia de prensa.

El técnico leproso agregó, en cuanto a la falta de peso en el área rival, que “sin lugar a dudas tenemos cuestiones para seguir mejorando, como la definición final a la que muchas veces llegamos apurados, pero me voy contento con el rendimiento de los jugadores”.

Al continuar en su línea autocrítica, Bidoglio apuntó al juego y dijo: “Uno siempre es exigente, nosotros estamos tratando muy bien la pelota, pero veo al equipo apurado a la hora de entrar al área rival. Me gusta el fútbol directo pero no debe ser así siempre”.

“No lo tomaba como una final porque no quería presionar a los jugadores, pero eramos conscientes de la importancia que tenía este partido. Son puntos importantísimos para lo que viene a futuro y nos da tranquilidad para seguir trabajando”, apuntó.

Por último, Bidoglio habló de los juveniles que van apareciendo: “Para mí es una doble satisfacción, la alegría de ellos y la mía, porque con los chicos venimos hablando desde hace tiempo” dijo tras destacar también la virtud del debutante Aníbal Moreno.