El Parque Independencia va tomando color rojinegro y cada vez falta menos para el arranque del partido, donde Newell’s y Central se enfrentarán en una nueva edición del clásico rosarino, luego de una previa que tuvo complicaciones desde lo organizativo.

En este sentido, los utileros canallas se vieron afectados por la aparición de “polvos tóxicos” en el vestuario visitante, por lo que se demoró la llegada del plantel que conduce Edgardo Bauza y el inicio del cotejo podría demorarse al menos quince minutos de lo previsto.

Mientras el público leproso va copando las tribunas del estadio Coloso Marcelo Bielsa, casi repletas a esta hora, rojinegros y auriazules se alistan para salir al campo de juego, a las 17.10 como estaba pactado o unos minutos más tarde por el imprevisto surgido.

El vicepresidente de Newell’s, Cristian D’Amico, contó en la previa que “la gente no para de gritar desde que se habilitó el estadio, hay mucha ansiedad por parte de todos”, y luego habló sobre la polémica del vestuario donde debía cambiarse el plantel canalla.

“Fue un pequeño inconveniente, la gente de Central puso muy buena predisposición, está todo arreglado y se están preparando en el vestuario, así que no va a haber ningún problema. Estamos haciendo lo posible para que se juegue 17.10, puede haber alguna demorada porque se demoraron en ingresar al vestuario”, contó el dirigente rojinegro.

“Hubo muy buena predisposición de todos para sacar este inconveniente adelante. Cuando llegué al vestuario no había nada porque ya estaba todo limpio, así que no te puedo decir qué pasó”, le respondió D’Amico al cronista de Fox Sports Premium, canal encargado de la televisación del encuentro esta tarde en el Parque Independencia.

Vale destacar que el clásico de reserva que se disputó más temprano, acabó empatado sin goles entre los juveniles de Aldo Duscher y los de Cristian González. Asimismo, hubo otro problema con el primer equipo canalla, ya que el Ministerio de Seguridad de Santa Fe le prohibió llegar al estadio con el micro ploteado con la estrella de la Copa Argentina.