El plantel de Rosario Central fue despedido por una multitud de hinchas en el predio de Arroyo Seco, antes de partido al estadio de Newell’s para disputar el clásico rosarino, desde las 17.10 con arbitraje de Diego Abal y televisación de Fox Sports Premium.

El elenco conducido por Edgardo Bauza arribó al Coloso Marcelo Bielsa minutos antes de las 16, pero no pudo utilizar el vestuario visitante por la aparición de un “polvillo tóxico”, por lo que tuvo que cambiarse en el que utiliza habitualmente la división reserva.

>Te puede interesar: La fiesta del clásico se vivió en Tiro Suizo

Con una gran cantidad de simpatizantes canallas que se llegaron hasta el predio donde se realizaba la concentración, el equipo del Patón contó con su apoyo, tal como sucedió en la previa al último clásico de Copa Argentina disputado en Sarandí, con banderas y cánticos.