Diego Cocca, que tuvo un debut con victoria en el banquillo de Central, aseguró que “hay que establecer un Central positivo” y destacó “el orden defensivo, la circulación de la pelota y la profundidad en los ataques” de su equipo en la victoria de 2-0 sobre Argentinos.

“Hay que establecer un Central positivo, porque cuando los resultados no se dan hay que cambiar la cabeza. Veo un equipo comprometido, con ganas y hambre, que tiene jerarquía en sus jugadores, quieren mucho al club y hoy me lo demostraron”, explicó.

El técnico auriazul reconoció que “Argentinos es un equipo que juega muy bien y venía de una racha buena, pero les tapamos las bandas y cuando tuvimos la pelota buscamos llegar. Creo que tuvimos una buena cantidad de chances generadas”.

“También trabajamos la pelota parada, desde donde sabíamos que podíamos sacar ventaja. A este grupo ganar de visitante por dos goles y sin sufrir le viene muy bien”, agregó en referencia al segundo tanto tras un córner ejecutado por Gil y cabeceado por Parot.

Precisamente sobre éste jugador, subrayó que “el Colo tiene una actitud bárbara y sabiendo que no es su posición natural dejó todo. Gracias a su zurda puede meter pases de gol o pegarle. Además había que tapar a Elías (Gómez) que pasa bien al ataque”.

“Argentinos tiene mucha intensidad y jugadores rápidos, había que estar atentos y achicar espacios. Me voy agradecido a los jugadores por el esfuerzo y por respetar todo lo que hicimos en la semana. Se contagiaron y el equipo mostró otra cosa”, siguió.

Por último, sobre la definición del campeonato entre Racing y Defensa y Justicia, dos equipos a los que supo dirigir, Cocca dijo: “Hablando como hincha del fútbol, ojalá que se dé una final, porque sería increíble un último partido entre ambos”.