Central y Gimnasia empataron 1-1 por la sexta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, donde el equipo de Edgardo Bauza no pudo volver a la senda triunfal pero consiguió un valioso punto en el Bosque.

El mediocampista Leonardo Gil abrió la cuenta sobre el cierre de la primera parte, pero a inicios del complemento el árbitro Fernando Espinoza sancionó un insólito penal y el uruguayo Santiago Silva lo cambió por gol.

El encuentro comenzó favorable para el Lobo, que en apenas dos minutos estrelló un tiro en el palo mediante la cabeza de Mauro Guevgeozián. El desorden preocupaba a Bauza, que veía falta de reacción para salir del asedio.

>Te puede interesar: El problema no era Carrizo

A favor del Canalla, lo más productivo se hallaba por las bandas, cuando los laterales se combinaban con los volantes por afuera. En una clara oportunidad para abrir la cuenta, Gonzalo Bettini llegó a fondo pero remató a las nubes.

En este contexto, Gimnasia contó con un sinnúmero de ocasiones por la vía aérea, que no pudo concretar por falta de eficacia o por las siempre correctas intervenciones de Jeremías Ledesma.

A los 37 minutos y justamente por esa vía llegó el primero canalla, tras una gran ejecución de Leonardo Gil que tuvo destino de redes y sirvió al conjunto del Patón para ponerse en ventaja.

A inicios del complemento y luego de un insólito penal sancionado por Fernando Espinoza, el uruguayo Santiago Silva puso el partido en tablas y obligó al Canalla a volver a buscar el resultado.

El ingreso de Maximiliano Lovera por Zampedri buscaba darle mayor generación de juego, en un partido de ida y vuelta que estaba para cualquiera. Diego Arismendi hizo su debut en lugar de Camacho.

Sin embargo, Central no tuvo argumentos para ganarlo y se terminó conformando con un empate en el Bosque, que lo posiciona en la tabla de posiciones con 10 puntos.

 Foto: Primeros en América