Marconi, de estrecho vínculo con Julio Grondona y que dijo tener mandato hasta 2023, perdió poder desde la muerte del histórico dirigente y el único juez de peso que renunció a su gremio fue el ya retirado Pablo Lunati.

Un grupo de árbitros vinculados a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) le pedirá la renuncia a Guillermo Marconi, titular de uno de los gremios, quien adelantó públicamente que no está dispuesto a dar un paso al costado.

Según reconoció a NA uno de esos referís, afiliado al Sindicato de Árbitros Deportivos de la Republica Argentina (SADRA), la decisión está basada en que “Marconi no representa los intereses” de los jueces y eso se dará en una reunión el próximo 23 de abril.

Sin embargo, en declaraciones formuladas a Radio La Red, el gremialista, que tiene serias diferencias con la conducción de la AFA, negó de manera tajante que piense renunciar.

“Ni un paso atrás vamos a dar. Si alguno de los muchachos no está de acuerdo con lo que resolvió la organización gremial, sabrá qué tiene que hacer”, reconoció.

Marconi, que preside ese gremio desde su creación hace 32 años, culpó a “(Pablo, secretario ejecutivo de la presidencia de AFA y mano derecha de Claudio Tapia) Toviggino de cooptar a árbitros nuestros de categorías menores”.

En realidad, esos referís renunciaron al SADRA por una sugerencia de la casa madre del fútbol argentino.

Según detalló a NA un árbitro de Primera División que motoriza el cambio a nivel gremial, al menos la mitad del plantel de los “pitos” de la máxima categoría apoya esa moción.

Si bien no será sencillo que Marconi dé un paso al costado, el escenario en la AFA es propicio porque la conducción arbitral es liderada por Federico Beligoy, que a su vez es secretario general de Asociación de Árbitros Argentinos (AAA), el otro gremio históricamente enfrentado con el SADRA.

Para graficar por qué algunos referís no sienten representados por Marconi, uno de ellos explicó a esta agencia: “Hace dos años que no quiere firmar nuestras paritarias. En nuestro sueldo no se ve afectado porque nos plegamos por estatuto al aumento gremial de las AAA”.

Más allá del pedido, es un hecho que el sindicalista no dará un paso al costado en la conducción, por lo que no se descarta que haya una renuncia masiva de árbitros a su sindicato, algo que no tiene precedentes.

Marconi, de estrecho vínculo con Julio Grondona y que dijo tener mandato hasta 2023, perdió poder desde la muerte del histórico dirigente y el único juez de peso que renunció a su gremio fue el ya retirado Pablo Lunati.