Alejandro Ettorre con 19 años, se ha convertido en una de las grandes promesas del básquet rosarino. El pibe que juega en Atalaya y hace una semana atrás, se consagró campeón con el seleccionado juvenil de la Rosarina, dialogó con Conclusión de su gran presente deportivo.

Ettorre que juega en el primer equipo del «Capo de la Sexta», ha tenido un avance notorio en el último tiempo y él mismo lo reconoce, al afirmar que: «Se nota mucho el crecimiento, tanto en lo físico como en lo psicológico, que me sirven dentro y fuera de la cancha. Ojalá, que los logros que obtuvimos, sigan llegando».

El joven basquetbolista contó cómo se inició en el deporte: «Empecé a los 5 años, un día llegué a mi casa y dije: quiero jugar al básquet. Empezamos a ir y con el tiempo, el asunto se fue poniendo cada vez más serio, y hoy en día, podría decir que juego de manera semiprofesional».

Alejandro Ettorre es partícipe de una fructífera etapa en la vida deportiva de Atalaya:»El club está en uno de los momentos más grandes de su historia y hay que aprovechar cada oportunidad, al mejor nivel posible. Cada torneo que fue pasando, Atalaya siguió mejorando».

De cara al futuro, los sueños del pibe de zona norte son muy claros: «Mi idea es poder tener un título universitario y también poder jugar al básquet profesionalmente».

Ettorre también se refirió a su manera de jugar: «Creo que mi fuerte depende mucho del nivel de concentración que tenga, cuando estoy concentrado soy un jugador casi completo, puedo aportar mucho, tanto en ataque como en defensa».

Hace una semana atrás, el combinado rosarino Sub 19 se consagró campeón en el torneo provincial que se desarrolló en Sastre y San Jorge, donde Alejandro lo vivió con alegría: «Fue un gran logro, lo mejor fue se formó un lindo grupo fuera de la cancha».

La joven promesa de Atalaya, crece a pasos firmes con un norte bien definido, y una carrera por delante, donde todo está por hacerse.

Posted by Marcelo Turcato on Sunday, June 23, 2019